Texas Holdem Plus

Poker shorthanded limit - Póquer con límite en mesa corta
Sitio de la red de Poker10.com

poker10

Money management y control del stack

  • Para jugar un nivel, es importantísimo tener 300 big bets (o más, si queremos jugar con mayor tranquilidad). Tener menos significa jugar contra bankroll y puede llevar con cierta facilidad y frecuencia a la pérdida de todo el dinero. (Conozco a muchos jugadores principiantes –y no tanto- que han dejado el poker tras desbancarse por jugar fuera de bankroll).
  • Tratar de entrar en cada mesa con 30 big bets (no “sentarse” con menos de 25).
  • Tratar de entrar en ganancias lo más pronto posible (el efecto psicológico de estar en positivo es muy favorable para el jugador que acaba de sentarse a una mesa).
  • En muchas manos, tanto en el pre-flop, como en el flop, debemos tomar decisiones ajustadas entre opciones con estimaciones de expectativa muy similares. En estos casos, podemos valorar el riesgo a asumir en función de distintos factores:
    • Arriesgar menos:
      • Si no estamos en positivo.
      • Si no conocemos lo suficiente a los rivales.
      • Si no tenemos una imagen en la mesa.
      • Si no podemos ganar un gran bote.
    • Arriesgar más:
      • Si estamos en positivo.
      • Si tenemos idea de cómo juegan los rivales.
      • Si los rivales se han formado una imagen de nosotros.
      • Si existe una buena probabilidad de conseguir un gran beneficio.
  • Marcarse objetivos de ganancias en las mesas y salir de ellas al conseguirlos, con el fin de “consolidar” los beneficios.
    • El juego en el short-handed es una contrarreloj. Las sesiones deben tener una duración limitada y consolidar las ganancias es una de las claves para obtener rendimientos. Un objetivo medio de ganancias por mesa podría fijarse en una sesión en 10 big bets.
    • No obstante, los objetivos de ganancias por mesa no deben ser inamovibles. Si nuestra mesa tiene uno o dos jugadores de calidad muy inferior, podemos hacer más ambiciosos nuestros objetivos de ganancias. En el poker no debemos dejar de aprovechar ninguna ventaja u oportunidad.
  • Tratar de levantarse después de ganar un buen bote (y antes de que vuelvan a pasar las ciegas). Esta recomendación es más aplicable a las mesas largas que a las cortas, ya que en las grandes no se suelen ganar manos con tanta frecuencia. No obstante, también es útil tenerla en cuenta en short-handed, ya que en una mano típica podemos invertir  3 ó 4 big bets y perderlas puede reducir de forma sensible nuestras ganancias en la mesa o, incluso, hacernos entrar en negativo.
  • La táctica del “aguijonazo” puede ser útil si no nos encontramos a gusto en una mesa.
  • Salirse de la mesa si nos quedamos con 10 big bets. No debemos nunca perder las 30 big bets.


 

Para mí el póquer es un deporte y un entretenimiento. Si crees que puede convertirse en una enfermedad, por favor, ¡huye!
¡No a la ludopatía!

© 2007 HASTOPLAY.COM todos los derechos reservados.